Tlaxcala y Puebla, México

Los procesos artesanales para la elaboración de talavera constituyen una práctica cultural con la que se identifican dos comunidades en México —Puebla y Tlaxcala— y dos en España —Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo—

Como resultado de una práctica que data del siglo XVI y se ha mantenido vigente hasta nuestros días. A pesar del tiempo transcurrido y el desarrollo diferenciado que la producción de esta cerámica tiene en la actualidad con el empleo de la electricidad; el proceso artesanal de producción, técnicas de elaboración, esmaltado y decorado sigue siendo similar al desarrollado en el siglo XVI.

La cerámica en México es milenaria y diversa. Tal es el caso de la cerámica del estado de Puebla, que anteriormente fue uno de los centros alfareros más importantes del México prehispánico, donde se producía la denominada “Loza Colorada”.

A comienzos del siglo XVI, el arte del vidriado o esmaltado de la cerámica pasa de España a México con la llegada a la Nueva España de artesanos procedentes de Talavera de la Reina. Así, comenzaron a introducirse motivos geométricos y alusivos a la naturaleza, tales como pájaros y flores, así como una aplicación de azul cobalto sobre fondo blanco.

En México, la llamada “zona Talavera” se ubica en el valle de Puebla-Tlaxcala, en la región del Altiplano Central, aproximadamente a 200 km de Ciudad de México. Actualmente, la elaboración artesanal de talavera se lleva a cabo en los distritos judiciales de Atlixco, Puebla, Cholula y Tecali de Puebla y en el municipio de San Pablo del Monte, de Tlaxcala.

A partir el siglo XVI, la ubicación geográfica de Puebla en la ruta que unía el océano Atlántico con la Ciudad de México y esta con el océano Pacífico, permitió su consolidación como un centro comercial y productor especialmente de textiles, cerámica y objetos artesanales, como la talavera. Así, el desarrollo de la talavera se vio favorecido por el acceso a materias primas locales, el bajo coste y la experiencia en el manejo del barro de la mano de obra indígena.

Las técnicas de extracción de materias primas, procesamiento de materiales, decoración y cocción están a cargo de artesanos y ceramistas de la región. Estos han desarrollado habilidades a lo largo del tiempo y las han transmitido de generación en generación a través de la tradición oral y de los talleres artesanales. Algunos artesanos llevan a cabo todo el proceso, mientras que otros se han especializado en tareas específicas.

Cada taller tiene su propia identidad que se plasma con detalle en las formas, decoración, coloridos y variantes de las piezas; por lo que la elaboración de este tipo de cerámica sigue siendo un símbolo de identidad. La talavera es resultado de la convergencia de diversos conocimientos vivos, que se han ido adaptando a los nuevos tiempos.

Patrimonio

Inmaterial Cerámica

CUESTIONARIO

POBLACIÓN GENERAL
DE TALAVERA DE LA REINA

“LA VIDA SOCIAL DE LA CERÁMICA DE TALAVERA EN 2021”

Consentimiento


Datos Sociodemográficos


Usos y prácticas cotidianas vinculadas a la cerámica


Imaginarios, sentidos y emociones de la cerámica talaverana


Presencia y Visibilidad de la cerámica en la ciudad


Valoración realidad cerámica: presencia, visibilidad, valoración econónica


Acciones individuales e institucionales para evitar su desaparición


CUESTIONARIO

ARTESANOS Y PROFESIONALES
DE LA CERÁMICA DE TALAVERA DE LA REINA

“LA VIDA SOCIAL DE LA CERÁMICA DE TALAVERA EN 2021”

Consentimiento


Datos Sociodemográficos


Perfil Artesano/Profesional de la cerámica de Talavera


Su Oficio en el pasado y en el presente


Presencia y Visibilidad de la cerámica en la ciudad


Situación, problemática y perspectivas de futuro


Relevo generacional


Acciones directamente relaccionadas con el mantenimiento de los procesos y profesionales de la cerámica de Talavera